Foto introducción Uróboros

Uróboros

Cuaderno de Bitácora, Uróboros

Una historia

Hace miles de años, los egipcios y los griegos representaron a una serpiente devorándose a sí misma para simbolizar un círculo vicioso, un ciclo infinito. Este es el uróboros. En la actualidad, este término ya no se suele usar en la jerga común. Seguramente, porque la mayoría percibirá lo que ejemplifica como algo lejano. «Otra chorrada más de los griegos y sus mitologías», pensarán algunos.

Pero, nada de eso. ¡Aún es útil! Poneros a pensar durante un momento. Cualquiera que haya estudiado lo mínimo de economía sabe que el sistema económico predominante, y del cual se basan la mayoría de los países para funcionar, es el capitalismo. Hoy, el sistema capitalista poco tiene que ver con el de sus inicios. Existen estados del bienestar, seguridad social, sistema de pensiones,… Es decir, instituciones y servicios públicos interviniendo en la economía que no se tenían hace uno o dos siglos. Sin embargo, un matiz del original prevalece. En toda la historia de esta estructura económica siempre ha habido periodos de expansión, auge, recesión y depresión. Siempre. ¿Adivináis como se le denomina en economía a esto? Exacto: Ciclos del Capitalismo o Ciclo Económico.

Por tanto, lo que utilizaron hace tanto tiempo no está obsoleto en absoluto. Lo que simboliza el uróboros encaja perfectamente con el sistema económico que nos ha tocado vivir casi 3000 años más tarde y, en consecuencia, con todos los sucesos económicos entre etapa y etapa. La serpiente que se muerde su propia cola representa nuestras economías actuales. Y puede ser utilizada para describirla metafóricamente. Entonces, si os preguntara ahora de que creéis que va todo esto, ¿qué responderíais? Ya lo vais pillando, ¿verdad?

Un inicio

Es un honor presentaros Uróboros, la nueva sección del Cuaderno de Bitácora. Yo soy Francisco Javier de Tena y aquí escribiré análisis sobre economía y política, principalmente. Esta pequeña ventana tratará las relaciones menos esperadas (y con menor frecuencia las causas, por su dificultad) de los fenómenos económicos y las decisiones políticas más llamativas e importantes de la actualidad. Normalmente, los temas que discutiré tratarán sobre desigualdad, pobreza, economía internacional, comercio, cambio climático o políticas públicas, y siempre habrá un corolario que invitará a la reflexión.

Así, solo espero que tú, lector, que te interesa lo que sucede en el mundo; que te preocupa tu circunstancia; que quieres estar siempre bien informado, disfrutes de los artículos que se avecinan. No olvides pasarte por aquí con la mente abierta, y jamás ignores que, como nuestro término griego favorito (a partir de ahora), los inventos del pasado siempre vuelven para crear algo distinto en el futuro. 

¡Bienvenido!

Francisco Javier de Tena