Las elecciones en Estados Unidos se han visto afectadas de un día para otro debido a la pandemia del COVID19 que está haciendo que todos los países, uno tras otro, paren sus vidas para dejar que el mundo respire y las UCIS también. Sin embargo, la pandemia no ha hecho saltar la alarma en el país hasta finales de marzo. Pese a no haberse declarado la cuarentena en todo el país, la mayoría de los estados la han decretado. Hasta entonces hemos tenido primarias demócratas, que han puesto en riesgo a todos los ciudadanos que salían a votar. Tras el primer asalto con los caucus de Iowa y New Hampshire llegó Nevada, Carolina del Sur y el Super Martes. La carrera ha dado muchos vuelcos, vamos a alejar la mente de lo que vivimos ahora mismo y recordemos lo que ha pasado hace tan solo unos días.

 

El 22 de febrero fue el momento del caucus de Nevada, donde se esperaba con mucha emoción algún triunfo que provocara cambios en la carrera. Sin embargo, Bernie Sanders lo volvió a hacer, volvió a ganar. Consiguió 24 delegados y Joe Biden tan solo 9. Parecía que, a medida que Sanders se estabilizaba en las encuestas, Biden caía en picado.

 

El 29 de febrero Carolina del Sur votó en lo que resultó ser el primer cambio drástico en los resultados, Joe Biden ganó y sumó 39 delegados más. Todo comenzaba a cambiar.

 

No hay que olvidar que en el camino hacia el Super Martes varios candidatos cayeron antes de llegar a la meta, este fue el caso de Pete Buttigieg que, tras los resultados de las primarias en Carolina del Sur en la que no consiguió ningún delegado, tomó la decisión de apartarse para evitar el bloqueo. A Buttigieg le siguió Amy Klobuchar. Las opciones centristas que rodeaban a Biden desaparecían a beneficio suyo.

 

El martes 3 de marzo se celebraba finalmente el famoso Super Martes. Este día una gran cantidad de estados votaban dando un gran paso adelante en la nominación. Joe Biden se coronó como el ganador de la noche, triunfando en la mayoría de las circunscripciones. El gran trofeo de la noche, California, se la llevó Sanders.

 

Sin embargo, el Super Martes fue un golpe doloroso para otros candidatos que, tras los resultados poco relevantes obtenidos, también decidieron alejarse de la carrera hacia la Casa Blanca. Klobuchar, Warren y Bloomberg, dijeron adiós.

 

Fueron quince los estados que celebraron comicios en esta carrera. Sanders ganó en Colorado, Utah, Vermont, Dakota del Norte y California. Hubo empate en Washington y, en el resto de estados, ganó Joe Biden. Cada victoria suma delegados que, poco a poco, van moldeando la posible victoria. Biden se colocaba por delante en este momento de la carrera.

 

El Super Martes marcó el «fin» del éxito de Sanders. Pese a haber ganado previamente, este día mostró que, de una manera más generalizada y extendida en territorio, Joe Biden llegaba más lejos. Tras finalizar esta jornada de primarias, la izquierdista Elizabeth Warren y el conocido magnate y alcalde de Nueva York, Mike Bloomberg, abandonaban la carrera hacia la nominación. Bloomberg dio su apoyo a Biden. De Warren aún no sabemos nada.

 

Bernie Sanders, cuya posición en las encuestas se sustenta en el apoyo de las voces jóvenes, no consiguió que estos salieran a la calle de manera suficiente como para poder vencer a la figura de Joe Biden. Parece ser que ganar entre los jóvenes demócratas no va a ser suficiente. A Sanders le hace falta algo más.

 

Así se han desenvuelto hasta ahora los dos candidatos más avanzados en la carrera:

 

 

Delegados por candidato. Fuente: New York Times

 

 

Evolución primarias Sanders y Biden. Foto: New York Times

 

Biden va en la carrera por delante de Sanders en presencia, en medios en delegados y en las encuestas. El 10 de marzo confirmó su liderazgo ganando de nuevo a Sanders en 4 de los 6 estados en los que se disputaba el liderazgo. Sanders ganó en Dakota del Norte y hubo empate a 37 delegados en Washington.

 

 

Resultados primarias 10 de Marzo. Fuente: New York Times

 

Por otro lado, el 14 de marzo ambos candidatos se disputaron las Islas Marianas, en las que ganó Sanders y sumó 4 delegados. El 17 de marzo en unas primarias envueltas en el caos del coronavirus, Florida, Arizona, Illinois. El periódico EL PAÍS, ha recogido los resultados. Biden salió triunfante en los estados disputados.

 

 

Gráfica resultados 15 marzo. Fuente: New York Times

 

La continuidad de esta carrera va a depender del desarrollo y evolución del Covid-19. Georgia y Louisiana tendrán que esperar, se pospondrán hasta el 19 de mayo, en principio. En Wyoming se votará pero no de manera personal sino a través de correo. El debate demócrata no tuvo audiencia el pasado 15 de marzo. Se han cancelado concentraciones y seguirán cancelándose probablemente más eventos. Todo eso hasta nuevo aviso.

 

Vivimos una vorágine a nivel mundial que no sabemos en qué momento terminará. No sabemos cómo va a cambiar nuestras vidas. Las vidas de los que nos rodean. La vida de nuestras padres y quizás en un futuro la vida de nuestros hijos. 

 

Todo nos ha pillado casi sin previo aviso, como cuando Trump ganó a Hillary Clinton o Iniesta marcó ese gol en el último momento contra Holanda. Aunque quizás sí que llevaban meses avisándonos pero nosotros no quisimos mirar y asumir que la vida puede cambiar de un momento a otro. Todo lo que hoy tenemos quizá mañana ya no está. 

 

Sin embargo, trabajaremos para que todo salga adelante, juntos, unidos, y espero que con mucha esperanza. En EE.UU todo se retrasará un poco más, como aquí. No sabemos aún si se pospondrán las elecciones. Si algún candidato se retirará antes de tiempo.

 

Solo nos queda seguir informando y ver quién de los dos candidatos blancos, de avanzada edad y varones, gana esta carrera envuelta en un escenario nunca antes visto.

 

Valme Pardo

 

https://www.youtube.com/watch?v=1vrEljMfXYo
Take me home, country road – John Denver