Idmary Hernández

Si buscas la palabra “dibujo” en el diccionario de la RAE, en su primera acepción leerás que el dibujo es el “arte de dibujar” ¡Qué corta se quedan las definiciones a veces!, ¿no? Dibujar es un arte, en eso estamos de acuerdo, pero ¿qué hace especial a un dibujo? Tal vez lo importante de un dibujo es que cuenta historias, que tiene el poder de hablar sin palabras, de hacer sentir a aquellos que lo ven ¿Quién es entonces el dibujante? Pues un creador de historias dibujadas, los ojos de otros y un maestro capaz de entrar en tu mente logrando que sus historias parezcan tuyas.

Idmary Hernández, a través de sus ilustraciones, lo consigue. Ha logrado que muchos se enamoren de su obra, que se sientan identificados con ella. Con un don para plasmar la cotidianidad y la simpleza e inspirando sus diseños en aquello que nos rodea, la artista ha conseguido hacer de sus dibujos su medio de vida.

Idmary Hernández es una creadora de historias dibujadas, de ilusiones, de recuerdos.

La ilustradora nació en Caracas, capital de Venezuela, y desde muy pequeña estuvo en contacto con el mundo del arte. Su madre era profesora de arte y en casa la creatividad era parte del día a día. Tanto Idmary como sus hermanas admiraban las animaciones de Disney y pasó gran parte de su infancia dibujando sirenas en honor a su película favorita. El cómic y el manga también marcaron los primeros pasos de la artista, estos formatos despertaron en ella una gran curiosidad por el dibujo. Un verano, ella y sus hermanas decidieron crear un cómic para pasar las horas muertas, dibujaban, escribían, creaban. «Crear», esa es la palabra que podría definirla. Idmary Hernández es una creadora de historias dibujadas, de ilusiones, de recuerdos.

Entró a estudiar arte en la Ringling College of Art and Design de Florida, escogiendo con determinación su camino: convertirse en la artista que es hoy.

Con diecisiete años partió a estudiar inglés a Londres, en esa ciudad comenzó a plantearse que tal vez el arte podría convertirse en algo más que un hobby. Después de un año en la capital inglesa regresó a casa y, a causa del trabajo de su padre, la familia se mudó a EE. UU. Entró a estudiar arte en la Ringling College of Art and Design de Florida, escogiendo con determinación su camino: convertirse en la artista que es hoy. En su época universitaria descubrió lo lejos que podía llegar con sus ideas y las amplias posibilidades que ofrecía la carrera artística, erróneamente catalogada de poco útil. Coqueteó con disciplinas distintas al dibujo, como la escultura o la animación digital. En Estados Unidos ilustró para Shanna Simpson el libro infantil Payton is Afraid of Dirt (2018), siendo este su primer trabajo como ilustradora de libros infantiles.

Encontrar su estilo propio fue un proceso gradual de autoexploración y autocrítica.

Idmary Hernández encuentra la inspiración en escenas cotidianas de la vida, en la naturaleza, en las personas, en la ciudad, en los paisajes y en sus propias experiencias. La figura femenina está muy presente en sus diseños, la variedad de formas que presentan las mujeres y la versatilidad del cabello femenino le permiten jugar y crear ilustraciones increíbles. Encontrar su estilo propio fue un proceso gradual de autoexploración y autocrítica, proceso en el que la artista fue identificando en qué formatos se sentía más cómoda y con qué trabajos se sentía más identificada. Dibujando, trabajando y perseverando fue descubriendo quién era ella como ilustradora, su marca. Vivir profesionalmente de tu arte es complicado, pero no imposible y precisamente la forma de conseguirlo es a través del trabajo. Tal y como cuenta Idmary, en su profesión las oportunidades casi nunca aparecen por sí solas, hay que ir a buscarlas y aprovecharlas. Esto recomienda a jóvenes que estén empezando a dibujar: perseverar, buscar y no rendirse nunca.

Amante de Barcelona, supo plasmar su amor por la ciudad en sus dibujos.

Persiguiendo sus sueños, tras acabar sus estudios, se mudó a Barcelona. En los cinco años en los que estuvo viviendo en esta ciudad sus esfuerzos dieron sus frutos más visibles. Comenzó a colaborar con tiendas de souvenirs ofreciendo sus diseños para decorar postales, mapas y todo tipo de artículos. Amante de Barcelona, supo plasmar su amor por la ciudad en sus dibujos, retratando escenas y lugares muy característicos de la ciudad y conectando con el público. Pronto, a través de las redes, comenzó a recibir mensajes muy positivos de personas que habían adquirido estos productos y que la felicitaban por haber despertado en ellos recuerdos y vivencias.

Sus diseños, de alguna manera, han viajado y madurado con ella.

Actualmente, la ilustradora vive en Australia y disfruta descubriendo nuevas formas de hacer y entender el arte. Todos los lugares en los que ha vivido han marcado parte de su estilo y han alimentado su creatividad. Sus diseños, de alguna manera, han viajado y madurado con ella. Sus dibujos hablan por sí solos, transmiten, comunican ¿Quién es el dibujante? Aquel que cuenta historias a través de sus dibujos ¿Quién es Idmary Hernández? Una creadora de historias dibujadas que, a través de sus diseños, ha conseguido vivir de lo que ama: el arte.

Lola Curiel.