Historias de navegantes

Cuaderno de Bitácora, Historias de Navegantes

Me llamo Lola Curiel Ortiz y desde hoy soy una tripulante más de La Nao. Cuando mis compañeros me ofrecieron un hueco en el Cuaderno de Bitácora no sabía muy bien qué quería contaros.  Hablar de lo que me interesa se me hace complicado porque me interesa todo y tuve que dar una y mil vueltas a la cabeza para descubrir qué es lo que me importa por encima de todo: las historias.

Vengo a traeros la historia de grandes navegantes, navegantes de la vida que seguro tienen algo que enseñaros, personas a las que quizás conozcáis o personas totalmente anónimas que guardan en su historia las claves de un movimiento, la fuerza de la superación, las claves del arte o simplemente la inspiración que a veces necesitamos cuando vamos a la deriva. Cada post de mi sección será un ojo de buey por el que podréis descubrir sus historias y ver qué sorpresas traen en sus maletas, abarrotadas de enseñanzas, sueños y curiosidades de sus travesías.

Espero conseguir que muchos navegantes decidan embarcarse con nosotros porque mi sección en el Cuaderno de Bitácora solo pretende reunir sus voces. Podría contaros en esta primera entrada quién soy yo, a qué me dedico o por qué escribo, pero como esto no va de mí sino de ellos, prefiero simplemente invitaros a entrar, aunque sea de forma breve, en sus vidas. ¿Cuántas personas caben en un barco? ¿Cuántas personas caben en esta Nao? Supongo que tantas como historias.

Lola Curiel