Como ya sabrán, la terrible crisis provocada por el COVID-19 ha puesto en entredicho la capacidad de respuesta de la Unión Europea. Incluso los sectores con ideas más radicales ya abogan por una salida española, a raíz del desencuentro en el Consejo Europeo el pasado día 26 de marzo cuyo tema central fue el de los famosos «coronabonos». Por todo ello, en el día de hoy hablaremos sobre el papel de la UE en la crisis del coronavirus y analizaremos qué respuestas han dado las instituciones europeas.

¿Qué puede hacer la Unión?

Un primer punto de partida será conocer qué puede hacer exactamente la Unión Europea. Para ello, hemos sido autorizados para utilizar como referencia a lo largo de este artículo la declaración que la asociación europeísta en esta sección hizo pública el pasado 28 de marzo; asociación cuya presidenta ya ha sido entrevistada en Historias de Vida.

En primer lugar debemos conocer qué está haciendo la Unión Europea, y la respuesta es sencilla. La Unión Europea realiza todo cuanto está en su mano. Los Estados Miembros deciden ceder a la Unión Europea una serie de competencias y, por tanto, sólo están autorizados a actuar en estas. Si tomamos como ejemplo la competencia sanitaria, son los Estados Miembros los que actualmente cuentan con toda la competencia.

Por tanto, los Estados Miembros deberán coordinar respuestas a nivel europeo, pero no se le puede exigir a la Unión Europea que tome medidas excepcionales excediéndose de las competencias que les han sido transferidas.

¿Qué pueden hacer los Estados Miembros a nivel europeo?

A nivel europeo, los Estados Miembros deben dar una respuesta coordinada dentro de sus posibilidades. Recordamos que dentro de la UE existen dos tipos de instituciones. En primer lugar, encontramos las que son puramente supranacionales, como la Comisión Europea o el Banco Central Europeo.

En segundo lugar, encontramos las instituciones intergubernamentales, que son el Consejo Europeo y el Consejo de la Unión Europea, siendo las instituciones en las que los Estados Miembro europeos se encuentran representados y defienden los intereses nacionales. Como mucho de ustedes recordarán, la polémica reunión de los coronabonos se celebró en el Consejo Europeo, por lo que era necesario que fueran 27 Jefes de Estado o Gobierno los que se pusieran de acuerdo para dar una respuesta coordinada.

Entonces, ¿ha hecho algo la Unión Europea?

Si únicamente analizamos el fracaso de las negociación en el Consejo Europeo, podría parecer que la Unión Europea no ha sido eficaz. Pero esto no es así. A continuación, vamos a explicar qué medidas ha tomado la Unión Europea dentro de sus competencias para hacer frente a la crisis del cornavirus.

Medidas sanitarias

  1. Material Sanitario: La Comisón Europea, dentro de sus competencias, ha comprado equipos médicos esenciales (máscaras, respiradores…) para su redistribución entre los Estados Miembros afectados. Además, ha liberdo los estándares de fabricación de este tipo de material, con el objetivo de acelerar la producción. También ha retirado las limitaciones existentes a las importaciones de material médico, con el objetivo de garantizar el mercado único. Por último, también ha establecido límites a las exportaciones de material médico, garantizando así el abastecimiento sanitario en la UE.
  2. Financiación del gasto sanitario y sostenimiento económico: La Comisión Europea ha activado 37.000.000.000 euros de fondos estructurales para apoyar a los sectores sanitarios. También ha asegurado garantías del Fondo Europeo de Inversiones por valor de 1.000.000.000 euros, con el objetivo de apoyar a la pequeña y mediana empresa. Además, ha asignado programas del fondo Horizon 2020 dirigidos al desarrollo de una vacuna, invirtiendo hasta un total de 140 millones de euros entre compañías públcas y privadas.

Medidas económicas

  1. Garantizar el sostenimiento económico de los Estados Miembros: La Comisión junto al Consejo Europeo ha incluido una «cláusula de escape general» en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, haciendo mucho menos etrictas las normas presupuestarias de la UE. El objetivo es que los EM puedan hacer frente al futuro impacto económico del virus.
  2. Sostenibilidad financiera del gasto de los Estados Miembros: El BCE diseñado un Programa de Compra de Emergencia Pandémica que destina 750.000.000.000 euros a la compra de deuda pública y privada. No hay concesionalidad, sin límite del 33 por ciento por país y durante el tiempo necesario, siendo el mínimo el 31 de diciembre.
  3. Evitar los vuelos fantasma: La Comisión relaja la obligación de uso de slots de las líneas aéreas.
  4. Repatriación ciudadanos europeos: La UE se encuentra en estos momentos negociando la repatriación de varios ciudadanos europeos «atrapados» en otras regiones del mundo debido a la pandemia,

Conclusiones

Estas son las medidas que, hasta ahora, ha planteado la UE. Sin duda alguna, las negociaciones en el Consejo Europeo plantean un desafío para la Unión, pero no por ello debemos olvidar el trabajo que todas las instituciones realizan para superar esta crisis sin precedentes.

Una vez más, agradecer a Equipo Europa la amabilidad de permitirnos tomar como referencia su declaración institucional.

Javier Tordesillas