¡Bienvenidos a Desde el Sur!

Llego, tarde, pero llego. Me subo a este barco, muchos meses después de que se me propusiera participar en el proyecto, pero con la misma ilusión con la que dije que sí el primer día. Me presento, soy Victoria Flores Herrera, tengo veintiún años y soy periodista, bueno, estoy a siete meses de conseguirlo.

Sobre mí, solo decir que estoy enamorada del periodismo. Tengo la suerte de hacer radio con mis mejores amigos, donde hablamos de los temas más variados que se puedan imaginar. Quien me conoce sabe que siempre tengo una cámara dispuesta para captar un momento. Para mí, esa es la manera más sencilla de recordar a alguien, volver a ese minuto en el que uno lo siente todo. Amo escribir, es el medio que mejor me permite expresarme y ordenar mis pensamientos.

Creo que el periodismo es uno de los oficios más importantes y que los periodistas estamos acabando con él. En nuestras manos está darle una nueva vida, un renacer, para que la sociedad vuelva a creer en nosotros, y espero poder hacerlo desde La Nao.

Según mi madre, estoy obsesionada con hacer maletas. Según yo, estoy obsesionada con la simple imagen de seguir conociendo el mundo que me rodea. Me fascina la idea de oler, tocar, saborear y vivir otras culturas. Este amor por los descubrimientos me ha llevado a enamorarme de sitios, que jamás hubiese podido imaginar que conocería, en la otra punta del globo.

Crucé por primera vez el charco con 18 años y me enamoré de América. Ese amor aumentó cuando volví la segunda vez. Estuve viviendo en América Latina durante mi experiencia Erasmus y descubrí las maravillas del sur y su gente. Este amor hace que hable del nuevo continente constantemente, así que, seguro que leeréis algo sobre esa increíble tierra por aquí próximamente.

Hablemos de este espacio, ¿no? Esto es Desde el Sur, el espacio del Cuaderno de Bitácora en el que escribiré cada mes sobre aquello que me preocupe y me llame la atención. Me veo incapaz de encasillar esta sección entre unos muros, porque sé que me los saltaré la inmensa mayoría de las veces. Mi mente vuela demasiado rápido y mi curiosidad me impide estarme quieta durante mucho tiempo.

Para mí, una de las cosas que más marca a una persona es su procedencia, donde pasa su infancia. Es esa forma que tiene de hablar y de expresarse que la distingue de los demás, por eso he decidido llamar así a mi blog. Uno puede cambiar, viajar, evolucionar…, pero siempre estará marcado por el lugar que le vio crecer de niño. Pase lo que pase en el mundo, siempre lo veré desde el calor y el olor que desprende el sur.

Espero que con esto ya conozcáis un poco más de mí y de mi sección en el Cuaderno de Bitácora, aunque cuando empiece a escribir de verdad, sabréis quien soy realmente. ¡Ojalá disfruten de Desde el Sur!